Fruta que pueden comer los perros

Publicado el Por admin

Qué pueden comer los perros

No es raro que quiera mimar a su perro compartiendo las sobras de la mesa o su bocadillo favorito de comida para personas en lugar de una golosina para perros. Al fin y al cabo, si usted puede comerlo, su perro debe poder hacerlo, ¿no? No necesariamente. Aunque muchos alimentos para personas son perfectamente seguros para los perros, algunos son muy poco saludables y francamente peligrosos, por lo que es fundamental saber qué frutas y verduras pueden comer los perros.
Los perros digieren los alimentos de forma diferente a los humanos, y la ingesta de alimentos inadecuados puede provocarles problemas de salud a largo plazo y, en casos extremos, incluso la muerte. Como omnívoros, los perros no necesitan realmente frutas o verduras en su dieta, pero una fruta o verdura ocasional como premio está bien. Siga leyendo para saber qué frutas y verduras pueden compartirse con moderación y cuáles deben evitarse.
Sí, los perros pueden comer manzanas. Las manzanas son una excelente fuente de vitaminas A y C, así como de fibra para su perro. Son bajas en proteínas y grasas, lo que las convierte en el tentempié perfecto para los perros mayores. Sólo asegúrese de quitarles las semillas y el corazón primero. Pruébelas congeladas para obtener un refrigerio helado para el clima cálido. También puede encontrarla como ingrediente en las golosinas para perros con sabor a manzana.

Aguacate

Alguna vez te has preguntado: «¿Pueden los perros comer mango?». La respuesta es sí, pueden. Esta fruta está llena de vitaminas y su consumo es seguro para su cachorro, siempre que esté pelado y se le quite el hueso. Es importante tener en cuenta que sólo debe dar mango a su compañero canino con moderación.
El mango tiene un alto contenido de fibra, así como de vitaminas A, B6, C y E, lo que lo hace muy nutritivo tanto para los humanos como para los perros. Además, es un tentempié dulce, por lo que a su perro probablemente le encantará. Cuando está maduro, el fruto es blando, pero hay que cortarlo en trozos pequeños para evitar el riesgo de asfixia.
Antes de alimentar a su perro con mango, pélelo y quítele el hueso. Aunque técnicamente los perros pueden comer la piel, puede ser difícil de digerir, por lo que es mejor quitarla antes. Por otro lado, el hueso del mango puede suponer un grave peligro de asfixia y quedarse atascado en el tracto digestivo de tu cachorro. El hueso del mango también contiene pequeñas cantidades de cianuro.
Si tu perro se traga un hueso de mango, existe la posibilidad de que pase por su cuerpo sin dificultad. Pero si nota un cambio en su forma de comer

Cantaloupe

¿Estás haciendo daño a tu perro? Por supuesto que no, probablemente esté gritando a la pantalla que su perro es parte de la familia. Pero hay muchas frutas y verduras comunes que son tóxicas para los perros y, si no sabe cuáles son, podría estar dándole accidentalmente una golosina que, de hecho, le está haciendo daño.
Las primeras de la lista son las pasas y las uvas. Una pequeña cantidad de esta pequeña fruta inocua tan común en nuestros hogares puede causar daños renales irreversibles e insuficiencia con bastante rapidez, dependiendo del tamaño del perro que las ingiera. Si su perro come alguna o sospecha que lo ha hecho, llévelo inmediatamente al veterinario.
Hay cierto debate sobre los aguacates, pero como regla general es mejor evitar dar cualquier parte de esta fruta a su perro, incluyendo el hueso del centro y la piel. Pueden provocar problemas respiratorios, náuseas y diarrea.
Por muy tentador que sea lanzarle a su perro el corazón de una manzana, las pepitas, semillas y huesos de frutas como las manzanas, cerezas, ciruelas, melocotones, etc., contienen cianuro y pueden ser extremadamente perjudiciales para su perro e incluso resultar mortales.

Lista de frutas y verduras que pueden comer los perros

El verano puede significar visitas a la piscina o al lago, barbacoas con la familia y los amigos, y un ambiente más relajado en general. Por lo general, los niños no van al colegio, así que el ajetreo matutino para salir por la puerta y las tareas nocturnas no vuelven a empezar hasta mediados de agosto.
Si eres como yo, tus comidas son más ligeras en verano. ¿Por qué? Porque a menudo hace demasiado calor para cocinar o comer una comida pesada. ¿La buena noticia? No sólo hago más ejercicio en verano, sino que también como mejor: frutas y verduras en abundancia.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad